¿Te gustaría deshacerte del olor en tus zapatos de cuero? ¿Están tus zapatos limpios por fuera pero todavía tienen un olor desagradable? Podemos estar muy limpios, pero eso no nos impide sudar. El sudor estimula el crecimiento de bacterias, lo que trae el olor desagradable de su zapato de cuero. El secreto para evitar esto es aprender a limpiar las plantillas de cuero. La limpieza regular de los zapatos debe ser frecuente para un mejor mantenimiento.

La limpieza de los zapatos de cuero se puede hacer en casa y, por lo tanto, ahorrar algunos euros que me habría llevado yo como zapatero.

Existen diferentes métodos de limpieza de plantillas. Los métodos dependerán de muchos factores, como si las plantillas son extraíbles o no y los materiales utilizados para fabricarlas.

Las plantillas de cuero son mucho más delicadas y necesitan atención y cuidados especiales.

A continuación dispones de una guía simple y paso a paso sobre cómo limpiar las plantillas de zapatos hechas de cuero. 

Cómo limpiar las plantillas de cuero Guía paso a paso

Paso 1: retire las plantillas

Si las plantillas de sus zapatos son extraibles, el primer paso es quitarlas del zapato. De esta manera, será mucho más fácil limpiarlos y también te ayudará a obtener la limpieza perfecta que deseas.

Paso 2: realiza un exfoliado de polvo

Antes de realizar cualquier limpieza en las plantillas de cuero, debe realizar una limpieza rápida del polvo. Este proceso debe hacerse con una camiseta vieja o un paño de microfibra. Si la plantilla no es extraible, comience cepillando el exterior del calzado, las hebillas y las correas. Frote la tela dentro de las plantillas y fundamentalmente por el lateral, donde se junta con la pared del zapato, en el costado interior de las suelas para quitar la suciedad. Para eliminar el polvo del interior suele ser ventajoso disponer de un mini aspirador.

Este proceso es bastante efectivo, especialmente si ha estado caminando en un área arenosa. Después del cepillado, tome un paño suave y seco y frote el cuero para eliminar cualquier exceso de manchas o suciedad que sean visibles.

Paso 3: limpie la plantilla suavemente

Hay varias formas de limpiar las plantillas de cuero. Los mejores métodos son usar jabón para sillas de montar o una mezcla de agua y vinagre. El jabón para silla de montar no solo es bueno para limpiar sino también para acondicionar las plantillas de cuero.

Usando jabón de silla de montar

Coloque las plantillas sobre unas hojas de periódico.

Tome un paño humedecido y ponga una cantidad pequeña de jabón de sillas de montar. Use agua fría o tibia en lugar de agua caliente para evitar que el cuero se reseque o encoja.

Frote suavemente el jabón sobre la plantilla de cuero hasta que forme espuma. Limpie toda la plantilla con pequeños movimientos circulares para eliminar los olores y la suciedad.

Rocíe una fina capa de spray antibacteriano para eliminar las bacterias del pie y el moho que se esconde en las grietas del cuero.

Deje el desinfectante en las plantillas por un tiempo y luego limpie el producto con un paño limpio.

Coloque las plantillas en los periódicos en un tazón y déjelo secar durante la noche. No lo deje en la luz solar directa o calor.

Una vez seco, humedezca las plantillas de cuero con crema acondicionadora de cuero con un trapo pequeño o un paño.

Usando vinagre

Una vez que haya realizado el exfoliado de polvo, puede usar agua y vinagre para limpiar las plantillas de cuero a través del siguiente proceso:

Mezcle la misma cantidad de vinagre y agua.

Ponga un paño húmedo en la mezcla que ha hecho

Limpie toda la plantilla de cuero frotando suavemente con dicho paño.

Limpie las plantillas de cuero con un paño seco y déjelas secar en un lugar fresco, preferiblemente durante la noche. Nuevamente insistimos en que no lo deje en la luz solar directa o calor

Una vez que las plantillas se sequen, aplique un poco de acondicionador de cuero. Aplique el acondicionador de cuero sobre un trapo o paño limpio y seco y frótelo lentamente con movimientos circulares.

Limpie el acondicionador con una gamuza o paño de cocina y deje secar la plantilla de cuero.

Limpieza de plantillas de cuero no extraíbles

Si las plantillas de cuero no se pueden quitar del zapato, no se preocupe. Le enseñaré cómo limpiar las plantillas no extraibles, que suelen estar pegadas a la zona interior de la suela y evitar que tengan olor.

Con un paño limpio, limpie las plantillas de cuero con una solución de vinagre blanco destilado o una solución de alcohol.

Deje secar las plantillas y esto eliminará las bacterias.

Una vez que estén secos, espolvoree un poco de bicarbonato de sodio y déjalo toda la noche. Esto ayudará a eliminar cualquier olor.

Recuerde eliminar completamente el bicarbonato de sodio al día siguiente, antes de usar los zapatos.

Consejos importantes

Sobre cómo limpiar las plantillas malolientes y eliminar los olores, espolvorea una cucharadita de bicarbonato de sodio en cada una de ellas. Este es uno de los métodos más naturales para eliminar los olores de sus zapatos. Deje el bicarbonato de sodio en las plantillas durante la noche. Luego puede quitar el polvo con un trapo limpio y volver a colocar las plantillas en el zapato.

También es aconsejable colocar algunas semillas de cedro en sus zapatos de vez en cuando. Esto ayudará a absorber la humedad de las plantillas de cuero para evitar que huelan. Este es el proceso resumido:

  • Mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de agua
  • Con la ayuda de un cepillo de dientes, aplique la pasta en la plantilla dentro del zapato
  • Déjalo por unos 20 minutos
  • Use un paño húmedo para limpiar la pasta restante de la plantilla.
  • Deja que los zapatos se sequen al aire

Si las plantillas de cuero están hechas de cuero aglomerado, use solo agua y vinagre para limpiarlo. Es aconsejable no usar jabón de silla de montar ni ningún otro producto de limpieza de cuero. Para saber si las plantillas están hechas de cuero aglomerado, deje caer unas gotas de agua limpia sobre ellas. Observe si las gotas penetrarán en el cuero facilmente. Si es así olvidese de limpiarlas con jabón. Solo con agua y vinagre

¿Cómo se limpia la plantilla de las sandalias de cuero?

Al limpiar la plantilla de las sandalias de cuero:

Remoja una bola de algodón en alcohol y úsala para limpiar la plantilla de las sandalias. Frotar alcohol en la plantilla de las sandalias de cuero no solo mata los gérmenes sino que también elimina la mugre y la suciedad.

Después de eso, limpie la plantilla con un paño limpio y húmedo

Deje secar las sandalias en un lugar fresco. Evite la luz solar directa o el calor.

Asegúrate de repetir este proceso en un par de semanas para mantener tus sandalias de cuero frescas y limpias.

¿Se pueden lavar las plantillas?

Si. Las plantillas pueden y deben lavarse casi regularmente como lo hace con el exterior del zapato. El método que use para lavar las suelas internas depende de si son extraibles o no y también del tipo de materiales que las hace. Después de lavar las plantillas, asegúrese siempre de eliminar el exceso de agua y dejar que se sequen antes de volver a colocarlas en el zapato o usarlas.

Las plantillas se pueden limpiar con bicarbonato de sodio, vinagre, jabón, vapor o alcohol, según el material.

La mezcla de agua tibia y vinagre es otro método de limpieza de plantillas de cuero DIY para sandalias. La mezcla debe hacerse en porciones iguales. Esto matará cualquier bacteria que cause mal olor en las sandalias de cuero. Después de limpiarlo con un paño húmedo, deje secar la sandalia antes de usarla.

¿Cómo mantener limpio el interior de sus zapatos?

Para mantener limpio el interior de tus zapatos, debe limpiar las plantillas regularmente. Siempre limpie el interior o las plantillas con una esponja. Después de limpiar los zapatos, es aconsejable dejarlos secar en un lugar bien ventilado para que se sequen al aire. Siempre rocíe las plantillas de sus zapatos con bicarbonato de sodio después de cada uso para eliminar cualquier olor. También puede usar un desinfectante de zapatos para rociar dentro de los zapatos en caso de que no tenga bicarbonato de sodio.

Conclusión

Ahora que sabe cómo limpiar las plantillas de cuero, no tendrá problemas con los olores y el mal olor en los pies. No olvide limpiar el zapato también cuando limpies la plantilla. Para evitar que la plantilla se raje, es recomendable mantenerla en un área bien ventilada. Evite ponerlos bajo la luz solar directa o calor para secar.

Es importante comprender la importancia de limpiar las plantillas regularmente, pero no solo cuando huelen mal. Limpiar plantillas no extraíbles puede ser un poco complicado, pero no es imposible. Tenga siempre presente para el cuidado de las plantillas no dejarlas demasiado húmedas o empapadas.

Seguir estos consejos, le ayudará a retrasar sus visitas a nuestro humilde taller de reparación de calzado.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad